3 ago. 2012

Mil Otoños de David Mitchell


Un amigo mío que es un auténtico fan de David Mitchell, me prestó dos de sus libros para el verano: The Thousand Autumns of Jacob de Zoet y Cloud Atlas. Pues decidí leer primero Mil Otoños y aquí está su reseña:

Resumen: Jacob de Zoet es un holandés que debe partir con la Compañía de las Indias para trabajar en Dejima durante cinco años (una pequeña isla en Nagasaki, Japón) para así poder ser digno de casarse con su querida Anna. Sin embargo, una vez llegue allí sus perspectivas de futuro cambiarán radicalmente.

Opinión: Aunque transcurre a lo largo de varios años, el libro empieza en 1799, una época muy turbulenta para Europa. Francia sigue bajo la influencia de la Revolución, y Holanda está perdiendo su "monopolio" comercial frente a Inglaterra, que ya empieza a industrializarse. Pero todo aquello parece pertenecer a otro mundo cuando estás a miles de kilómetros de ello. Para los holandeses que viven en Dejima, casi aislados de Occidente, lo único que importa es que llegue el barco con el cargamento para comerciar. Mientras, se dedican a negociar con los japoneneses, a engañar y contrabandear. En medio de todo esto llega Jacob de Zoet, un simple notario que debe asistir a su jefe Van Cleef en la misión de descubrir todas las actividades de contrabando que han tenido lugar a expensas de la compañía. 
Pero aún así, Jacob cuenta con un montón de tiempo libre por lo que conocerá a otras personas fuera del círculo del VOC (Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales) como el doctor Marinus – un ilustre médico muy avanzado para su tiempo–, el intérprete Ogawa – con quien tendrá una afinidad casi inmediata–, y Orito – una mujer a quién se le permite aprender medicina, y un competo misterio para Jacob –, de quién se enamorará apasionadamente.
La mayoría de personajes están muy bien construidos y son muy coherentes con la época en la que viven. No son héroes, no son extraordinarios, pero dadas las circunstancias que les toca vivir deben actuar de forma consecuente. También hay lugar para los personajes "malvados", como Enomoto, que no son una mera encarnación del mal, si no que tienen sus motivaciones como cualquier ser humano, aunque al lector le parezcan un tanto reprobables.
Las vidas de éstos personajes es lo que David Mitchell nos muestra a lo largo del libro. Aunque el protagonista sea Jacob, el punto de vista del libro es bastante cambiante. Así podemos ver la visión de los Europeos del Japón de la época – tanto a los ojos de un recién llegado como de alguien que lleva décadas allí – y de los mismos Japoneses, su cultura, su forma de pensar, etc. De hecho, está claro que el autor hizo un extensivo trabajo de investigación histórica. El modo de vida, las costumbres, el arte, todo está muy bien reconstruido, y sin recurrir a pesadas y largas descripciones. Además, también hay muchas cosas sobre la medicina de la época, cosa que me interesó bastante, ver qué tipo de tratamientos aplicaban y qué creían que pasaba en el cuerpo humano enfermo. También cuenta la novela con un diverso abanico de personajes que se pasean por la isla y que, de vez en cuando, deleitan al lector con la historia de su vida, que sirve para enriquecer aún más el cuadro histórico. Esas pequeñas historias, esas vidas colapsadas en un par de páginas, son un auténtico deleite.
Pero sobretodo, Mil Otoños es un libro que engancha, y de qué modo. Aunque las primeras páginas puedan resultar algo "tranquilas", pronto la acción se pone en marcha y es imposible adivinar a dónde va a llegar. David Mitchell nos hace partícipes en complots, secuestros, asesinatos, espías; pero también sobre la amistad y el amor que puede unir a las personas. Las narraciones de los personajes se convierten en trepidantes aventuras, en las que peligra su vida en situaciones totalmente increíbles pero aún así no tan inimaginables, que se resuelven pocas páginas antes del final. 

En conclusión, Mil Otoños es un libro que recomiendo con creces. No sólo pasas un buen tiempo cuando lo lees, porque una vez empiezas no lo puedes dejar, y que está muy bien escrito. Además, te submerges en un mundo desconocido y muy bien documentado, que es el Japón del final del siglo XVIII. Para quién le interese, existe una edición española a cargo de Duomo.

4 comentarios:

  1. A mí me interesa y lo leeré. Parece que me va a fustar mucho. Gracias:)

    ResponderEliminar
  2. Deja de comprarte libros, que tu estanteria se te va a caer encima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja supongo que lo dices por la entrada anterior? xD Éste libro me lo prestaron! Espero hacer limpieza de mi estantería este agosto xD

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...