24 sept. 2012

Parade's End


Algunos meses después de comprar el libro El Final del Desfile de Ford Madox Ford descubrí que la BBC estaba produciendo su adaptación, cuya estrella sería Benedict Cumberbatch en el papel de Christopher Tietjens.


Resumen: Christopher Tietjens (Benedict Cumberbatch, Sherlock, Tinker Tailor Soldier Spy) trabaja para el Departamento de Estadísticas del Reino Unido y es el hijo menor de Lord Groby, un rico terrateniente. Considera que los mejores tiempos acabaron en el siglo XVIII, se rige por unas reglas de conductas ya obsoletas. Así pues, se casa con Sylvia (Rebecca Hall, El truco final, Vicky Cristina Barcelona), aunque ésta seguramente éste embarazada de otro hombre, y sigue son su vida. Pero la marcha del siglo XX, con la Primera Guerra Mundial, y la entrada en su vida de Valentine Wannop (Adelaide Clemens, The Great Gatsby, Silent Hill: Revelation).

Opinión: Otra de las numerosas adaptaciones de clásicos de la literatura llevada a cabo por la BBC. Se supone que, dada su ambientación, debía ser la apuesta fuerte de la cadena para competir contra Downton Abbey (es de una cadena diferente, ITV). Creo que todo esto fue más obra de las revistas – aunque creo que se montó todo un escándalo después de un rifi-rafe mediático entre las estrellas de ambas series – y, además, Parade's End empezó a finales de agosto y acabó éste domingo, mientras que Downton Abbey empezó el día 16 y aún tiene muchos capítulos por delante. Pero, en fin, esto no tiene ningún impacto en la calidad de la serie. 
Incluso habiendo leído el libro, no sabía muy bien qué esperar de su adaptación televisiva, y creo que me transmitió la misma sensación, de sentimientos encontrados, que el libro, lo cuál supongo es una buena señal. En lo que se refiere a la adaptación en sí, es decir si respetaron los personajes y la trama debo decir que me sorprendió que consiguiesen hacer un trabajo tan excepcional dada la extensión de El Final del Desfile (que es en realidad una tetralogía). La mini-serie está compuesta por cinco capítulos, de los cuáles la mitad pasa en tiempo de guerra. En este aspecto creo que se detalló demasiado la primera novela – la segunda hace una fugaz aparición – y la tercera –durante la Primera Guerra Mundial. Quizás es el cuarto libro el que está bastante, o casi totalmente, olvidado. Toda la parte después de que Tietjens vuelva de la guerra queda resumido en unos cinco minutos, en los que comprimen casi un libro entero. Pero en fin, no soy yo la más adecuada para quejarme ya que éste libro es quizás el que más aburrido (y, en cierta forma, confuso) me pareció. Aún así, lo esencial que que transmite El final del desfile como novela está presente en la serie. 
Principalmente vemos la evolución de Christopher, pasando de un hombre que vive totalmente en su propio mundo y de su propio intelecto, ajeno a la realidad. Ya antes de empezar la guerra surgen indicios de que Christopher no podrá seguir con su forma de vida – que empieza a escandalizar a los miembros de la sociedad que frecuenta – y que esto le traerá muchas desgracias. Pero es durante su estancia en el campo de batalla en que finalmente se da cuenta de ello, y eso le destroza. Y todo esto se hace muy visible en los movimientos y expresiones de Tietjens gracias a otra gran interpretación de Benedict Cumberbatch. Al menos en mi opinión ha conseguido crear un personaje tal y como me lo imaginaba. Quizás lo único que me molestó fue lo que hicieron con su voz, con algún tipo de prótesis en su mandíbula para que hablara de otra forma. Pero eso son detalles. Y luego, por supuesto, está Rebecca Hall encarnando a la insufrible Sylvia Tietjens. Creo que es la que ha conseguido captar mejor al personaje porque, realmente, es alguien que sólo vive para reír y hacer infeliz a los demás – especialmente a su marido, del que está perdidamente enamorada pero le guarda muchísimo rencor y odio. Es una mujer contradictoria, pero con mucha clase. A lo largo de los cinco capítulos hace gala de su estilo y elegancia con un set de vestidos preciosos. 
La mini-serie también cuenta con actores secundarios geniales, en especial el trío de Macmaster (Stephen Graham, This is England), Edith Duchemin (Anne-Marie Duff, Shameless) y el reverendo Duchemin (Rufus Sewell, Tristan e Isolda, El Ilusionista). En especial estos dos, que también sufren cambios a lo largo de la novela, aunque en su caso van a mejor. Es algo bastante deprimente ver como, poco a poco, la vida y los amigos van traicionando a Christopher (algunos sin mala intención), y eso es gracias a unas excelentes interpretaciones.
Además de todo esto tenemos una cinematografía preciosa, grandes localizaciones y un juego con los espejos común a todos los capítulos, jugando con los recuerdos. 

Parade's End es una buena serie, muy entretenida y muy bella a nivel de la ambientación y de los detalles. También cuenta con muy buenos actores y dirección. La historia es interesante pero a mí me sigue dejando, de alguna forma, 'vacía'. De todas formas, es imprescindible para quiénes les guste las adaptaciones de dramas históricos de la BBC.

3 comentarios:

  1. Todavía no he visto ninguna de las adpataciones de estos clásicos, con lo que me gustan..Un besote :-)

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo en que la rivalidad entre Parade's end y Downton Abbey fue nada más que marketing para promocionar el estreno. Creo que no se pueden comparar. Yo también he seguido Parade's end (no pude ver dos capítulos) y espero que amazon.co.uk empiece a distribuir los dvd para volver a verla con más calma. Me parece también que el personaje de Valentine queda un poco desdibujado y en el último capítulo se apresuran para llegar al final. De todas maneras una gran serie, sobre todo teniendo en cuenta que la novela es difícil de adaptar. Para destacar la creación del personaje de Tietjens por Cumberbatch. Impresiona. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gustaria primero leer el libro antes de lanzarme con la serie realmente :P
    besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...